Palabras a Marina Garcia de su sobrina Marisol….

Eulogio a Marina Garcia

Por Marisol Arapi

Marina nació en Montevideo, Uruguay el día 6 de Abril de 1935, muchos de nosotros la llamábamos Mary, pero cuando ella llego Australia quiso que la llamáramos por su verdadero nombre que es Marina.

Una de las cosas que a ella le apasionaba mucho cuando joven era tocar el piano y bailar. Siempre me contaba cuando iba a la casa de sus primas en el campo e invitaban a los muchachos del pueblo y se pasaban toda la tarde bailando.

También recuerdo que feliz que era cuando para su cumpleaños invitaba a sus compañeras de trabajo en Uruguay y se ponía a tocar el piano y cantaban todas juntas, uno de los cantos que me quedo grabado era Desde el Alma, me parece verla aun todavía hoy cantando.

Lo que mas me sorprendía de ella era la prolijidad y el orden que tenia para todo, siempre estaba en todos los detalles y siempre dispuesta a darle una mano a quien se lo pidiera, fuera lo que fuera.

En el año 1974 se vino para Australia junto a su esposo Richard, su hermana Zulma, su cuñado Tomas y su sobrina Marisol que soy yo. En Australia ella tenía a su hermano Mario. Aquí ella vino para mejorar su vida y para tener todo lo que en su paisito no pudo tener, pero para eso ella tuvo que trabajar mucho.

Era muy luchadora, por un tiempo tuvo hasta dos trabajos, uno en la Jonson & Jonson y el otro en un part time para poder así comprarse un apartamento en la ciudad como ella siempre quiso y lo logro con la ayuda de Richard. Hacían un part time de limpiezas de oficina  juntos por las noches y ella siempre nos contaba que tenia que pasarse cuidando a Richard porque en cuanto se descuidaba lo encontraba sentado comiéndose las galletitas que encontraba por ahí.

Una de las cosas que mas le asustaban eran las arañas, me acuerdo cuando mis hijas Jessica y Valeria le ponían una araña de juguete en el hombro y ella se ponía a gritar como loca y mis hijas se mataban de la risa.

Cuando ella tenia cerca de 58 años se entero que padecía de una enfermedad que era el Parkinson, Richard y yo la acompañamos al doctor esa tarde y no se me borro mas de la mente la expresión de su cara de angustia y desconsuelo.

Averiguaron por cuantos especialistas pudieron, pero no hubo caso por que esa enfermedad se adueño de su cuerpo y así ella dejo de ser esa persona tan fuerte y feliz, transformándose en una persona frágil, débil y muy triste.

Hasta que llego el día de su muerte el 23 de Julio del 2008, y aunque fue un día muy feo para nosotros, ese día fue el día de su salvación porque ella ahora esta en un lugar mejor donde no hay mas dolor ni sufrimiento, se libró de su enfermedad y ahora será feliz otra vez para siempre.

Que en paz descanses, te queremos y te extrañaremos mucho, sobretodo yo, tu sobrina del alma.

También aprovecho este momento para agradecerles a todos aquellos que estuvieron a su lado siempre apoyándola y ayudándola y sobretodo le agradezco a mi esposo Edinson que siempre estuvo conmigo en todo momento….

Gracias,

Marisol Arapi

Comments are closed.

Dedicada a Marina Garcia